Decorar la habitación del bebé

30 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
Las habitaciones infantiles son unos de los espacios que más han evolucionado en el mundo del diseño de interiores. Hoy nuestros bebés ya no tienen dormitorios decorados según su género.

Hace tiempo que quedaron atrás los clichés del rosa y el azul en la habitación del bebé, y hoy en día son los colores neutros los que han ocupado su lugar. Su efecto calmante y la facilidad con la que se adaptan a cualquier estilo es, probablemente, lo que más nos gusta de esta paleta de color.

Además, una base decorativa en tonos neutros con acentos en otros tonos nos permite remodelar la habitación cada pocos años sin tener que volver a partir de cero. Los tonos neutros en la habitación del bebé no han quedado relegados solo a los textiles.

Lo veremos aplicado en los muebles, las paredes y los suelos. Este carácter neutro en la habitación del bebé le servirá también en el futuro, porque es una gama de color que funciona bien para cualquier edad.

Partiendo de la paleta de colores neutros, hay algunas claves que convertirán la habitación del bebé en todo un acierto decorativo. Vamos a ver algunas.

Elegir los textiles antes que los muebles

Decoración ante la llegada del bebé.

Esto es importante. De hecho, se suele hacer al revés. Pero la habitación del bebé es una de las estancias de la casa que más muebles tapizados va a llevar. Partimos con la base de que no suele elegirse la habitación más grande de la casa, por lo que las piezas como butacas o un sillón ocuparán visualmente el espacio.

Persianas de tela, alfombras, ropa de cuna, forro del cambiador… La habitación del bebé es una estancia con preferencia textil. Por eso, es importante que adaptemos los muebles a las telas que elijamos y no al revés.

En los textiles continuaremos con los colores neutros, aunque podemos permitirnos algún color de acento, siempre y cuando no rompa el equilibrio y la serenidad que hayamos logrado con las primeras capas de color en paredes y suelos. Azules playa o rosas empolvados, tonos muy suaves que combinen con la base neutra de la habitación del bebé.

Centrarse en la comodidad de los muebles

Mobiliario para el dormitorio del bebé.

La tendencia a la hora de comenzar a decorar la habitación del bebé es centrarse en la cuna. Pero dónde pasaremos mucho tiempo será en la butaca o sillones que instalemos. Además de continuar con la gama de colores elegidos, nos enfocaremos en su comodidad.

Butacas tapizadas, románticas mecedoras o un pequeño sofá serán el centro de muchas comidas nocturnas y horas durmiendo al bebé. Busca asientos con brazos envolventes y cómodos, que proporcionen un descanso natural a los brazos y a la cabeza.

Almacenamiento útil en la habitación del bebé

Almacenamiento para la habitación del bebé.

Cuando un bebé llega, en pocos meses los trastos se multiplican por toda la casa. Si queremos conservar la sensación de paz y tranquilidad que buscamos en la habitación del bebé, hay que planificar bien las zonas de almacenaje.

Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio es una máxima en decoración que nunca falla. Además de visualmente perfecto, una zona de almacenaje bien planificada ahorra mucho trabajo extra. Algo muy de agradecer cuando es un bebé el que ocupa todo nuestro tiempo.

Cunas con zona de almacenamiento, cambiadores con doble espacio, armarios roperos y baldas con cestas y cajas no deben faltar en la habitación del bebé.

Si el espacio no es demasiado grande, no conviene ahorrar en muebles de almacenaje. Podemos siempre recurrir a líneas de muebles con curvas suaves que hacen el espacio más amplio.

Accesorios de guardería

Juguetes para el bebé.

La habitación del bebé no es solo para dormir y tomar el biberón. Añadir algunos toques en forma de juguetes le dará ese aspecto infantil y divertido que buscamos en las habitaciones infantiles, pero sin renunciar a la elegancia.

Los accesorios como cojines de suelo, pompones, borlas y mantas lujosas sobre la butaca convertirán este espacio en un lugar donde pasar mucho tiempo de forma muy confortable en todos los sentidos.

Decoración temática en la habitación del bebé

Dormitorio temático para bebé.

A la hora de decorar la habitación del bebé, acertaremos siempre si elegimos un tema central. Puede ser una animal, un muñeco a alguna imagen infantil sobre la que gire el resto de la decoración de este espacio.

Unicornios, dinosaurios o safaris incentivan la imaginación del bebé. También podemos centrarnos en un color, en un paisaje o escenas, como el bosque o la playa.

Tematizar un dormitorio nos encanta, aunque, en este caso, debemos minimizar la repetición de la figura temática. Es conveniente evitar el motivo central en cada elemento decorativo. Basta con algunos toques aquí y allá, de forma equilibrada y no perdiendo la elegancia del dormitorio.