3 ideas de habitaciones juveniles para tus hijos

Las habitaciones juveniles tienen características muy propias. Hoy te damos algunas ideas a tener en cuenta para que la habitación de tu hijo joven sea de 10.

Las habitaciones juveniles son diferentes a los demás tipos de habitaciones porque sus usuarios son especialmente diferentes. 

Para nadie es un secreto que la juventud es una etapa especial en la cual se experimentan muchos cambios no solo a nivel físico sino también cognitivo.

Muchas ideas y perspectivas cambian y, aunque parezca mentira, la concepción que se tiene de la habitación cambia por completo.

En el artículo de hoy te ayudamos con algunas ideas de habitaciones juveniles para tus hijos ya que es fundamental entender esta nueva perspectiva. 

¿Por qué son diferentes las habitaciones juveniles?

La juventud es una etapa intermedia entre la niñez y la edad adulta. En ella se experimentan muchos cambios físicos, sociales y cognitivos.

Además, las experiencias adquieren un gran valor en la vida de la persona que atraviesa la juventud.

Una de concepciones que más cambia es la de la habitación. 

En edades más tempranas la habitación es concebida como un lugar de nuevas experiencias y descubrimientos y, sobre todo, un lugar cálido en el que tener un óptimo descanso para un buen desarrollo.

Llegados ya a la juventud, las habitaciones pasan a ser un refugio, “su territorio”. Un lugar donde pueden ser libres y expresarse a través de los elementos y el estilo decorativo. 

Además, las habitaciones juveniles pasan a ser lugares de reuniones, descanso, esparcimiento y hasta de inspiración entre los amigos. 

Pero eso no es todo, la etapa de jugar ya va quedando atrás y se van adquiriendo nuevas responsabilidades académicas, por lo que un espacio para estudiar se hace vital. 

Da igual si se trata de una habitación juvenil de chico o de chica porque todas, o la mayoría, siguen este hilo conductor.

Por todo ello, las habitaciones juveniles deben ser espacios versátiles, y esto no tiene que ver con el tamaño sino con una buena organización y distribución del espacio.

Debido a que la juventud es una etapa de crecimiento, es importante que este tipo de habitación también promueva la creatividad y el desarrollo personal del joven que la habite.

Decoración de una habitación juvenil.

Idea #1: ambientes

Como hemos dicho anteriormente, los jóvenes conciben sus habitaciones con lugares no solo de descanso sino también de estudio y esparcimiento o entretenimiento con sus amigos.

Por ello, es importante que en las habitaciones juveniles se puedan distinguir diferentes ambientes. 

Es fundamental, por ejemplo, un espacio de estudio. 

Para crearlo utiliza espacios que ofrezca la propia estructura de la habitación, como huecos en las paredes. También puedes optar por montar un escritorio más clásico, si tienes espacio.

Por otro lado, encontramos que a los jóvenes les encanta pasar tiempo con sus amigos en sus habitaciones. Para ello puedes crear un pequeña sala de estar. 

Todo depende del tamaño del cual dispongas, pero puede ser desde un sofá con una mesa de centro a simplemente algunos pufs.

Puedes utilizar algunos de los gustos o aficiones para crear un espacio dedicado a ello.

Por ejemplo, si su pasión es la lectura en vez de una pequeña sala de estar puedes crear un “rincón de la lectura”.

Algunos pufs, mantas, cojines y algunas estanterías para colocar los libros harán que este espacio sea único y encantador.

Para separar los diferentes ambientes o áreas, puedes utilizar alfombras, cortinas o biombos.

Zona de estudio en una habitación juvenil.

Idea #2: las paredes

Las paredes son una parte fundamental en cualquier estancia y más en las habitaciones juveniles.

Para este tipo de habitación la demanda más común es que las paredes estén llenas de energía.

Para ello, se utilizan colores muy vibrantes como la gama de los azules, fucsias, verdes, naranjas o incluso el negro. Siempre en contraste con otros de tonalidades más claras.

Por otro lado, se pueden vestir las paredes de formas originales con papel de pared, letras de neón o vinilos decorativos. 

Habitación juvenil decorada en tonos naranjas.

Idea #3: las texturas

En las habitaciones juveniles las texturas añaden personalidad. 

Tenlas en cuenta a la hora de elegir la ropa de cama, los cojines o las almohadas.

Opta por el terciopelo, alfombras de pelo o cojines de diferentes tamaños y tejidos y crea conjuntos muy vistosos. 

Texturas en una habitación juvenil.

Conclusión

Los jóvenes de hoy en día entienden de moda y de tendencias. Por ello, es importante que los tengas en cuenta a la hora de decorar su habitación. Al fin y al cabo es su espacio y por lo tanto un reflejo de sus gustos, aficiones y personalidad.

No pongas límites a su imaginación y que sean creativos.

Por ejemplo, incorporar una hamaca interior, una cama colgante o una pared de pizarra da a las habitaciones juveniles una personalidad y un estilo increíble. 

Por último, cabe destacar la importancia del almacenamiento en las habitaciones juveniles.

Para maximizar el espacio que tenéis os recomendamos que elijáis mobiliario multifuncional. Por ejemplo, una cama nido o canapé.

Categorías: Dormitorio Etiquetas:
Te puede gustar