Prepara una preciosa habitación de invitados

Este artículo fue redactado y avalado por la Técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
· 3 junio, 2019
Hemos preparado para ti las mejores habitaciones de invitados para que tu familia y amigos se sientan como en casa. ¡Cuidado! Porque quizás no quieran marcharse de allí nunca más.

Abrir nuestras puertas a familiares y amigos es siempre una alegría. Si además les preparamos una habitación de invitados, les mimamos, les hacemos sentir cómodos y con su propio espacio, la experiencia resulta siempre mucho más agradable para todos y les hará volver a menudo.

Piensa bien a quién vas a invitar, porque con estos magníficos trucos e ideas puede que no vuelvas a tener la casa para ti solo. Echa un vistazo a la habitación que quieres dedicar para este menester y decide el estilo que quieres darle.

Asegúrate de que no le das a este espacio ninguna otra utilidad. Nada de acumular trastos, usar como cuarto de plancha, como gimnasio o compartirlo con el estudio o la zona de trabajo.

Si vas a utilizar esa estancia como habitación de invitados, deberá ser para este uso. De esta manera, te evitarás limpiezas incómodas y reubicación de trastos a última hora.

Utiliza solo lo mejor para la habitación de invitados

Habitación para invitados: lámparas en las mesillas, armario, pie de cama con toallas.

No hay nada más feo y falto de estilo que componer la habitación de invitados con los trastos que sobran en casa. Incluso si estás pensando en reciclar algunos de tus muebles viejos para darles uso en este espacio, asegúrate de pintarlos y restaurarlos para que formen parte del conjunto maravilloso que esta estancia merece.

Las camas deben ser cómodas y acogedoras. Elige colchones que procuren el descanso de tus invitados. Recuerda que necesitan espacio para su ropa.

Esto incluye un armario ropero y alguna pieza con cajones, mesitas de noche y algún arcón a los pies de la cama, o al menos un perchero de pie donde colocar la ropa del día.

El consejo de no usar la habitación de invitados con otro propósito incluye los armarios. Es muy tentador colocar la ropa de otras temporadas en los armarios vacíos de la habitación de invitados, pero esto solo te acarreará más complicaciones después.

Los armarios deben estar vacíos, limpios y perfumados. Lo único que debe estar dentro del armario o los cajones será la ropa de cama, varias mantas y algunas almohadas extras.

Todos los accesorios

Habitación básica para invitados decorada al estilo nórdico en blanco con detalles azules.

Una habitación de invitados es la oportunidad perfecta para desplegar todas nuestras artes creativas en decoración de interiores. Ponte en el lugar de tus invitados. Necesitaras bonitas lámparas sobre las mesas de noche. Las cortinas son otro elemento que no debes dejar al azar.

Lo ideal es combinar un juego de cortinas gruesas con algún tipo de visillo o cortina más ligera. De esta manera, tus invitados podrán usar la habitación en cualquier momento y la luz será siempre la que ellos elijan o necesiten para su descanso.

Probablemente, tengas invitados en cualquier época del año. Por esto, es importante que te asegures también de que la temperatura va a ser siempre la ideal.

La calefacción debe funcionar correctamente, y para los meses de más calor, si no se dispone de aire acondicionado, habrá que equipar la habitación de invitados con algún sistema de ventilador de techo o de columna.

Los toques especiales en una habitación de invitados

Toallas para la habitación de invitados.

No olvides colocar un buen espejo vestidor, una zona de tocador y, si tienes suficiente sitio, añade un bonito rincón de lectura. No escatimes, coloca libros, una buena butaca, flores frescas y utensilios de tocador. Piensa en los detalles más pequeños pero imprescindibles.

A tus invitados no les gusta andar molestando pidiendo cosas. Añade un par de juegos de toallas, un despertador, una papelera, una bonita caja de pañuelos de papel y, si el dormitorio es en suite y tiene su propio baño, asegúrate que en este no falta absolutamente nada.

La ropa de cama

Ropa de cama para la habitación de invitados.

Todo en esta habitación dirá mucho de ti, de tus gustos, de tu hospitalidad y de tu buen hacer. Y el mejor elemento por el que empezar a mimar a tus invitados es por la ropa de cama. Las sábanas, el edredón y las almohadas deberán ser nuevas y de uso exclusivo para este dormitorio.

En las tiendas especializadas hay un sinfín de ropa de cama que elegir. Nuestro consejo es que con las sábanas te decidas por algo en blanco y de buena calidad. Aunque parezca que el blanco es un color más sucio, también es cierto que es el más fácil de lavar y el único que admite desinfección con lejía.

Como una habitación de hotel

Dormitorio de estilo hotel boutique.
Dormitorio / pinterest.es

Mantenlo siempre limpio y planchado. Se deben tener varios juegos preparados siempre. Añade a la cama todas las almohadas y elementos que añadirías a la tuya.

Los colores que utilizaremos en la habitación de invitados dependerán de tus gustos, aunque nuestro consejo es que la decores en tonos neutros: beige, cremas o gris piedra.

Una habitación de invitados será clásica, lujosa, elegante y sin estridencias de color. Lo ideal es que sigas el estilo hotel boutique que tiene muchas de las claves que necesitas para un espacio como este.

No coloques fotos o colecciones tuyas personales. Tu personalidad la reflejarás en el buen gusto, pero la estancia debe resultar algo impersonal para no hacer sentir a tus invitados que están invadiendo tu espacio privado.