4 ideas para decorar un jardín pequeño

Estefany Hurtado · 1 marzo, 2018
Decorar un jardín pequeño es todo un reto que con creatividad y buena planificación se consigue. Aquí tienes 4 ideas para un jardín pequeño y no morir en el intento.

Cuando nos encontramos ante la tarea de decorar un jardín pequeño se nos plantean muchas dudas ya que queremos un espacio bonito y funcional sin perder todo lo que tiene un gran jardín.

Hoy en día quienes tienen un espacio para jardín, por pequeño que éste sea, son unos afortunados. Por ello, si ese es tu caso no debes cesar en la búsqueda de un jardín ideal en un espacio pequeño.

Tener un jardín pequeño no significa que debamos renunciar a tener un lugar donde tener plantas y un espacio donde relajarnos y pasar tiempo con los nuestros. Eso sí, necesitamos de algunas claves para no crear un caos.

En el artículo de hoy te daremos algunas ideas para decorar un jardín pequeño y que quede de 10.

Los jardines pequeños, ¿problema?

Antes que nada, debemos quitarnos de nuestra cabeza que los jardines pequeños son imposibles. Todo lo contrario y nada más lejos de la realidad.

Los jardines pequeños pueden suponer muchas ventajas, así que para convencerte ahí van algunas:

  • Fácil mantenimiento: al ser pequeño no vamos a necesitar maquinaria de jardinería para su mantenimiento, el tiempo que inviertes en él es menor.
  • Más económico: en teoría son más económicos porque necesitan menos mobiliario, menos plantas, etc. Eso sí, esto es relativo y depende de tus gustos y bolsillo.
  • Más acogedores: los jardines pequeños pueden convertirse en auténticos refugios. Lugares con encanto, acogedores y con mucha paz.

Así que no, los jardines pequeños no son un problema, son una ocasión perfecta para crear el jardín de nuestros sueños.

Idea #1: distribución bien planificada

Decorar un jardín pequeño supone una distribución muy bien planificada. Al contar con tan pocos m² es muy importante tener claro dónde va cada cosa.

Por ello, aconsejamos que distingas entre varios ambientes. Aunque parezca imposible hacerlo en un espacio pequeño es posible.

Por ejemplo, decide en qué lugar irán las plantas. Si en un lugar solo o alrededor de todo el jardín.

Decide dónde estará la zona de estar. Es decir, dónde podrás descansar o pasar el tiempo con tus amigos cuando te visiten.

Una forma de separar estas zonas es con diferentes elementos como alfombras, un césped pequeño o cantos.

El propósito es que el jardín esté bien organizado y no que aquello parezca un caos.

No dudes en coger lápiz y papel y probar distribuciones antes de llevarlo a la práctica.

Jardín pequeño distribuido en zonas: zona de descanso y zona de macetas y plantas.

Idea #2: mobiliario

¿Qué sería de los jardines sin un lugar de estar?

Uno de los objetivos de los jardines es que podamos pasar tiempo en ellos. Por ello es fundamental crear una zona en la que nos encontremos cómodos.

Debido al espacio limitado no podremos poner un súper sofá, pero sí podemos buscar alternativas.

Por ejemplo, mesas y sillas plegables, pufs que hagan de mesa de centro pero también de silla extra o incluso hamacas colgantes.

Mobiliario para jardines pequeños.

Eso sí, asegúrate que el material del mobiliario sea resistente al exterior o si no que los puedas cubrir cuando no los utilices.

Idea #3: verticalidad

Para decorar un jardín pequeño con éxito, la verticalidad es una de las mejores opciones.

Consiste en colocar las plantas en vertical en vez de en horizontal. De esta manera podrás tener mas plantas sin necesidad de tener un mayor espacio.

Las formas de emplear la verticalidad para decorar un jardín pequeño son:

  • Crea jardines verticales: utiliza palés, mason jars colgantes o maceteros DIY que cuelguen o que puedas sujetar a la pared.
  • Semilleros en varios niveles: forma “escaleras” de semilleros. Así maximizas el espacio.
  • Macetas dentro de otras: esta idea es muy creativa y consiste en hacer una composición de macetas con diferentes plantas. Por ejemplo, si tienes una maceta grande pero se te ha roto puedes aprovecharla para esto. Simplemente tienes que ir encajando otras macetas más pequeñas e ir rellenando con tierra.
Jardines verticales para el exterior.

 

Otra forma de hacerlo es con una maceta grande, la llenas de tierra y pones una más pequeña encima y así sucesivamente.

El “inconveniente” es que solo podrás colocar plantas en la tierra que quede alrededor de la maceta que le sigue.

Idea #4: añade profundidad

Para nadie es un secreto que en decoración se utilizan los espejos para añadir profundidad a una estancia.

Los espejos son maravillosos porque podemos crear ilusiones ópticas que engañen a nuestros invitados sobre el tamaño de nuestro jardín.

Y sí, lo que te vamos a proponer es que optes por espejos para decorar un jardín pequeño.

La idea nos encanta, es súper creativa y… ¡Nadie esperará ver espejos en el jardín!

Para que esto funcione debes situar los espejos de tal manera que reflejen la mayor cantidad de plantas posibles. De esta forma parecerá que el jardín tiene un fondo mucho mayor.

Y si los espejos son vintage, ya será la guinda del pastel.

Conclusión

Para finalizar este artículo nos gustaría animarte a decorar un jardín pequeño con estas ideas. Por otro lado, a que disfrutes del proceso y a que pongas toda tu creatividad en ello.

Como ves, decorar un jardín pequeño con éxito es posible y no es para nada complicado. Basta un poco de curiosidad, creatividad y estas fantásticas ideas.