5 consejos para celebrar una boda en el jardín

Yamila Papa · 3 agosto, 2018
Tener una boda en el jardín es una experiencia realmente maravillosa y muy personal. Por eso, debes tener muy en cuenta la decoración y los espacios.

Si tienes un gran espacio al aire libre en casa (o en la de algún familiar), puedes celebrar una boda en el jardín. ¡Aprovecha los días de verano para que la fiesta sea perfecta! En este artículo te daremos algunos consejos para decorarlo todo y que quede perfecto.

Tener una boda en el jardín es una experiencia realmente maravillosa y muy personal. Por eso, debes tener muy en cuenta la decoración y los espacios.

Quizás no te gusta la idea de celebrar este día tan especial en un salón, o tal vez no cuentas con el dinero que se requiere para una fiesta de estas características. Una excelente opción es hacer una boda en el jardín, ya sea de tu casa, de un familiar o de una propiedad alquilada para la ocasión.

Si te gusta el aire libre y la boda será en verano, puede ser una excelente opción. ¡También si te encantan la artesanía y el DIY! Presta atención a los siguientes consejos.

1. Decora con flores silvestres

Aprovecha la época del año para encontrar todo tipo de flores de estación y a buen precio. Elige diferentes colores para que combinen con lo que ya hay en el jardín. Puedes destacar ciertos rincones como, por ejemplo, el espacio para la ceremonia o la zona para fotografías con flores de tonos especiales.

Además, las flores serán tus aliadas en la decoración en general: sirven para centros de mesa, para las sillas de los invitados, en el ramo de novia, para la solapa del traje del novio, para la entrada a la casa, etc. Para gastar menos en flores te recomendamos que vayas a un mercado especializado y elijas especies locales.

2. Define los colores principales

Es verdad que una boda en el jardín es multicolor porque el ambiente natural así lo es. Sin embargo, es fundamental que haya como máximo tres tonos preponderantes en la decoración. Es muy importante que haya una combinación entre las tonalidades para que todo quede más bonito.

Recuerda a su vez que los colores fuertes se atenúan con los suaves y generan contrastes y degradados más que interesantes. El verde, el azul y el amarillo combinan muy bien, y el rojo y el morado también son perfectos entre sí. ¡Haz algunas pruebas y combínalos de la mejor manera!

3. Opta por iluminación suave

Una boda en el jardín no tiene que ser necesariamente de día. Muchos novios eligen celebrarla en un lugar natural al atardecer y que luego la fiesta continúe hasta el día siguiente. En ese caso, te recomendamos que uses velas y antorchas para iluminar, ya que le dan un toque más acogedor al lugar.

Puedes usarlos también para generar espacios, para el camino hacia el altar, como indicativo hacia dónde el cóctel o dónde está la pista de baile. Y por supuesto, las velas en las mesas le darán un toque más que romántico a la ambientación.

iluminación de boda en jardín

4. Decora con guirnaldas y telas

Están muy de moda las decoraciones DIY para las bodas, sobre todo las que son al aire libre, donde quizás se puede ‘jugar’ un poco más. Las guirnaldas se pueden hacer muy fácilmente con papeles de colores cortados en forma triangular y pegados a una cuerda fina.

En el caso de las telas, se usan mucho para decorar los techos o para crear espacios especiales como, por ejemplo, el área para selfies o para el brindis. También son elegidas para la mesa de los dulces, para el banquete o para la parte trasera de la mesa de los novios.

5. Ten en cuenta el clima

Aunque sea verano, puede sorprendernos una gran lluvia en plena celebración. Y si hacemos una boda en el jardín al mediodía, quizás el calor sea insoportable. Por ello te recomendamos que haya espacios cubiertos y otros al aire libre, para que los invitados decidan dónde permanecer.

Si vas a organizar todo por tu cuenta, probablemente te convenga alquilar tanto el mobiliario como los resguardos. De esta manera, puedes aprovechar para decorar y al mismo tiempo ofrecer a la gente un sitio cómodo y bonito.

Una boda en el jardín te da la posibilidad de decorar como más te guste teniendo a la naturaleza como principal aliada. ¡Aprovéchala!