¿Te gusta combinar las plantas? ¡Hazlo y acertarás!

17 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Eres de los que no sabe por dónde empezar a la hora de diseñar un jardín combinando diferentes tipos de plantas? Pues déjame decirte que en este post te vamos a ayudar a hacer esta tarea mucho más sencilla. ¡Lo prometemos!

Saber combinar las plantas de forma acertada es la clave del éxito a la hora de planificar un jardín. ¿Quién no ha deseado mezclar correctamente árboles de follaje perenne, plantas de flor, trepadoras, arbustivas, aromáticas…?

La rica variedad de especies vegetales que existe permite llevar a cabo las combinaciones necesarias para crear el jardín más adecuado a los gustos particulares.

Entonces, ¿a qué esperas? Estudia bien las dimensiones y la orientación del terreno, que te vamos a dar algunas claves para que hagas la elección perfecta.

Combinar las plantas: jardines en armonía

Combinar las plantas para el jardín.

Combinar las plantas según sus formas básicas y el tipo es el punto de partida para buscar y conseguir los ejemplares más apropiados.

Las plantas de hoja perenne resultan fundamentales en la composición de cualquier jardín por su follaje, por sus colores variados y porque sirven de marco para intercalar entre ellas otro tipo de plantas.

Las diferentes texturas de las hojas y las floraciones de algunas especies también cuentan a la hora de combinar diferentes plantas. Asimismo, también se ha de tener en cuenta la combinación de fragancias de las plantas aromáticas y las de flor perfumada, ya que nos ayudará a personalizar el aroma de nuestro jardín.

Mezclar con acierto

Tipo de suelo y tierra para plantas hortensias.

Es muy importante que ningún ejemplar eclipse a otro. Árboles, coníferas y algunas plantas pueden marcar con su altura el punto donde se centrará la mayor atención al primer golpe de vista, por lo que debemos equilibrar su uso.

Este tipo de especies vegetales, por su altura, actuarán de fondo; delante de ellas se puede rellenar el espacio con las plantas de menor envergadura, lográndose, de esta forma, un efecto boscoso.

También es muy adecuado combinar ejemplares arbustivos de flor, como la hortensia, con trepadoras de follaje verde o floridas, como los rosales, ya que crean un resultado muy interesante.

Las posibles combinaciones de las plantas vivaces y las de temporada, junto con las bulbosas, aportan al jardín el colorido de sus floraciones.

Ten en cuenta que no debes olvidar el uso de las plantas tapizantes para cubrir el suelo. Son ideales como sustitutas del césped, ya que siempre darán buenos resultados estéticos.

Conceptos básicos para combinar las plantas: formas, texturas y altura

Las formas

Arbustos boj.

Si bien las formas de las plantas son muy numerosas, podemos agruparlas en categorías básicas según la figura geométrica a la que se asemejan; y su uso dependerá del foco de atención que pretendamos obtener con ellas.

Así, se encuentran ejemplares de forma piramidal, de columna, esférica, cónica, triangular, de fuente o abanico y horizontal. Estas categorías y sus variaciones permiten combinar las plantas entre sí o armonizarlas por el contraste de sus formas.

La forma piramidal y de columna de algunas plantas suele ser alta, y esto es interesante para crear un foco de atención visual, ya que se debe elevar la vista para observar el ejemplar.

Tan llamativas como estas formas estilizadas son las especies con aspecto de fuente o abanico, que requieren una atención más sutil que las anteriores, pues apenas hay que elevar la vista para focalizarlas.

Las plantas de forma esférica solo obligan a bajar un poco la vista, y las horizontales centran casi de inmediato la atención de un modo relajado, puesto que no hay que bajar ni subir la vista para tenerlas en el campo visual.

Las texturas

Texturas dentro de un jardín.

Además de la forma, los follajes y las flores de las plantas tienen diferentes texturas: hojas brillantes, espinosas, con pelusilla o de tacto aterciopelado, y flores de pétalos lisos o carnosos.

Combinándolas se logran efectos visuales de gran fuerza decorativa. La disposición de las diferentes especies puede servir para realzar un sector o para aligerar la vista en un terreno muy amplio.

Un diseño básico consiste en plantar de mayor a menor volumen de especies frondosas circulares en el fondo, una espigada que rompa la redondez, plantas con aspecto de abanico, o alguna flor intercalada, y una tapizante que defina el punto final de la composición.

La altura

Altura de las plantas de un jardín.

Para combinar plantas de diferentes alturas, es fundamental averiguar hasta dónde pueden crecer y las condiciones que necesitarán para su posterior mantenimiento.

Un resultado recomendable es el que se obtiene de mezclar árboles: como el arce -de 4 a 10 m-, el espino -de 2 a 7 m-, arbustos como la rosa de Siria -de 1,5 a 3 m-, y la madreselva brillante -de 40 a 80 cm-.

Como ves, no es difícil combinar correctamente las plantas en un jardín. Esperamos que este post pueda ayudarte. ¡Nos encantará conocer el resultado!