Cómo crear un precioso jardín vertical

23 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
La falta de espacio o de tiempo para atender un jardín ya no es excusa para no disfrutar de una maravillosa composición vegetal en casa. Los jardines verticales son siempre una buena idea y hoy te damos algunas claves para crear el tuyo

Cada vez son más los aficionados a la jardinería en casa. Pero tanto si eres un aficionado o no, la idea de hoy es muy fácil y original. Para los espacios reducidos o para esa pared o muro con la que no sabemos qué hacer, el jardín vertical es una opción magnífica y muy original.

Nos encanta ver un bonito jardín vertical, pero pocos son los que se atreven con él. Lo cierto es que es bastante más fácil de realizar de lo que parece. Solo necesitamos algunas directrices, mucha imaginación y ponernos manos a la obra. Esta original idea crea espacios frescos y sosegados donde relajarse.

Crear un precioso jardín vertical de macetas superpuestas nos aportará un elemento totalmente personalizado a nuestra terraza, jardín o si eres más atrevido, en alguna estancia interior de la casa. Vamos a verlo.

Algunas pautas

Jardines verticales para el exterior.

Los jardines verticales están basados en la capacidad de algunas plantas de vivir de forma suspendida. Afortunadamente, son muchas, y esto nos evita la trabajosa labor de tener que buscar específicamente los ejemplares.

En este sistema de jardines es muy importante la interacción de hongos, bacterias y simbiosis de las plantas. Por eso es bueno tener algún conocimiento de las plantas que vayamos a utilizar y la relación entre las diferentes especies de nuestro jardín vertical.

Elementos como la luz, las condiciones ambientales, la temperatura y la humedad solo pueden ser controlados en un jardín vertical interior. Por lo tanto, los realizados en el exterior deberán acondicionarse en referencia a las condiciones climatológicas de la zona y usaremos las especies vegetales locales.

Crear un jardín vertical paso a paso

Plantas para terrarios.

La primera premisa será el tipo de soporte que vamos a utilizar para nuestro jardín vertical. Puedes complicarte la vida todo lo que quieras en esta primera fase, pero nosotros apostamos siempre aquí por el reciclaje de materiales y de piezas que estén por casa.

Unas simples contraventanas de madera antiguas atornilladas a la pared pueden servir como soporte. Un palé o pieza de madera reciclada al que le pondremos algún tipo de marco que lo realce también es una buena idea. También nos gustan los soportes para colgar macetas. En este caso, recuerda que deben ser muchas y no demasiado grandes.

Otro soporte que nos gusta especialmente, por su originalidad e impactante efecto, son las peceras transparentes. Suspendidas en la pared y rellenas de pequeñas piedras en colores pueden albergar diferentes tipos de plantas y el efecto es precioso.

El conjunto de plantas

Plantas para terrario.

Además del diseño del soporte, conviene pensar en el diseño mismo del conjunto de plantas. Decidiremos si queremos un jardín vertical en tonos verdes nada más, o si por el contrario, queremos añadirle color.

Recuerda que el color influye en nuestros estados de ánimo y en nuestras emociones. También debemos elegir entre plantas que vayan a sobresalir mucho de la pared o algo más discreto.

Elegir un buen sustrato es una habilidad bastante profesional. Pero afortunadamente, existen en el mercado sustratos especiales para jardines verticales que resultan perfectos para no complicarnos demasiado.

Una vez decidido y colocado el soporte y el sustrato de nuestro jardín vertical puedes pensar en instalar algún sistema de riego especial para jardines verticales.

Pero si vas a realizar este proyecto por primera vez, nuestro consejo es que riegues manualmente cada maceta, especialmente si nos hemos decantado por un jardín vertical interior.

Elegir el tipo de plantas para tu jardín vertical

Bombillas terrarios.

Las plantas colgantes o en formato de cascada son perfectas para un jardín vertical. Sus ramas y flores se extienden hacia el suelo y sirven de relleno para los espacios que queden huecos. Dotarán a tu jardín vertical de un extraordinario efecto de cortina natural.

Los helechos, como especie única o combinados con otras plantas, son perfectos también para este tipo de jardín. Su porte frondoso y su maravilloso color verde dota a los jardines verticales de una estética tupida y algo salvaje.

Otra de nuestras especies favoritas en cualquier jardín vertical son las bromelias. Entre sus muchas ventajas tenemos que algunos de los ejemplares están dotados de bonitas hojas en colores rojizos. Es una opción fantástica para aportar color a un jardín vertical sin tener que jugar con la estacionalidad de las flores.

No te limites a la terraza

Plantas en la cocina.

Este tipo de jardines son una idea magnífica para esa pared del cuarto de baño que no sabemos qué hacer con ella. También son perfectos para el salón o el comedor. Cualquier pared que elijas para crear jardines se transformará de inmediato, y también lo hará la habitación al completo.

Si, además, siempre soñaste con tu propio jardín de aromáticas, no pierdas la oportunidad de intentar tu jardín vertical en la cocina. No solo será el punto focal donde irán todas las miradas. Además de su función estética, un jardín vertical de plantas aromáticas en la cocina se convertirá en algo muy funcional.