Decoración con hongos secos

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
6 febrero, 2019
Los hongos están siendo un recurso que cada vez tiene más presencia en los hogares, por ser un ser vivo que se eleva a categoría decorativa.

Cualquier producto proveniente de la naturaleza puede ser útil para adornar nuestra casa, ya sea a través de centros de mesa, de un popurrí, en un cuenco o simplemente como elemento distintivo en un lugar. Te mostramos algo muy novedoso, la decoración con hongos secos.

Evidentemente, no podemos coger cualquier cosa del campo y tenerla en nuestra casa así sin más; necesita un tratamiento especial para que pueda quedar aparentemente decente como para ser expuesto.

La aplicación de recursos naturales en el hogar le dará al espacio un contenido más interesante, sutil y fresco. Recuerda que cualquier elemento de estas características será un foco de atención y hará que innovemos en la manera de decorar nuestra casa.

Decoración con hongos leñosos

Or. Aphyllophorales

Una especie muy común en el mundo de los hongos es el denominado «leñoso». Posee un aspecto semejante a la madera y con una forma endurecida. Seguramente los has visto en las zonas altas de los árboles, salientes hacia afuera, deformando la silueta del tronco.

Esta tipología pertenece al Or. Aphyllophorales, con un aspecto semejante al de la leña de los árboles, están ausentes de pie, quedando adheridos al tronco de forma directa.

Los hongos son un concepto decorativo innovador que puede trabajarse desde distintos puntos de vista.

Pequeños caprichos de la naturaleza

Ganoderma lucidum.

La naturaleza nos ofrece formas y colores completamente originales. Podemos hablar de pequeños caprichos por su tipología. Un claro ejemplo es la Ganoderma lucidum. ¿Qué características tiene?

  • Especie que se desarrolla sobre los troncos o tocones en avanzado estado de putrefacción. Principalmente, surgen en los del género Quercus, concretamente en primavera y en otoño.
  • Cuando se recoge este hongo, comienza a lignificarse con el paso del tiempo, es decir, que empieza a contener un carácter leñoso. Es el momento ideal para ser colocado en un cuenco, plato o pedestal con el fin de ensalzarlo de manera artística.
  • Puede ser enterrado ligeramente en un sustrato de arena de unos 2 centímetros, en una posición que pueda llamar la atención. De esta manera, puede ser apropiado para su colocación en estanterías o en el propio jardín.
  • No cabe duda de que su diseño exterior, con formato curvo, hace que se incluya en nuestra casa un elemento que posee una estética dinámica. Ante tus invitados despertará todas las curiosidades; no deja de ser un ser vivo que ha sido elevado a categoría de decoración.

Del campo a nuestra casa

Formes fomentarius.

Otro caso peculiar es el Formes fomentarius, que fructifica sobre troncos de madera viva de panifolios del género Populus o sobre otros planifolios. Se da durante todo el año y su aspecto es mucho más robusto, ancho y puede adquirir grandes dimensiones.

  • Este hongo ya aparece lignificado durante su desarrollo, adquiriendo un aspecto más grandilocuente. Cuantos más años tenga, más grande será.
  • Puede ser un buen recurso para hacer un centro de mesa. El tamaño convendría que fuese como el de una pelota de tenis. En el fondo, puede llegar a tener unas dimensiones espectaculares y no nos interesa que sea demasiado exagerado.
  • Su forma es semejante a la de un casco y se asemeja mucho a una roca granítica, gracias al color externo que llega a ser de tono grisáceo y con tendencia a oscurecerse.

La naturaleza puede convertirse en una auténtica fuente de recursos decorativos.

Los líquenes: un verde muy peculiar

Liquen sobre tronco.

Una vez que hemos trabajado la decoración a través de los hongos, pueden situarse algunos líquenes que simulen un césped alrededor del hongo. En otras palabras, si hacemos un centro de mesa, sobre un plato como en el propio jardín, podemos convertir ese espacio en un concepto natural y decorativo.

Una especie muy interesante es la Evernia prunastri, también llamado musgo de roble, pues se desarrolla sobre la corteza de este árbol y también en la de los pinos. Tiene una forma muy peculiar, ofreciendo sensación viva y extravagante.

Otro caso es el liquen denominado Cladonia pyxidata. Tiene forma de copa y es muy decorativo. Se desarrolla sobre suelos húmedos a la umbría en los bosques; por tanto, requiere bastante humedad.

De todos modos, si quieres aplicar decoración con hongos naturalista en tu hogar, basta con acudir al campo, pasear y contemplar la multitud de variedades de líquenes, cada uno con formas y colores muy diversos.