La rosa siempre será la reina de la flores

29 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
A veces no es fácil escoger una flor. Pero si las rosas son de tus favoritas, sigue leyendo este artículo, ya que te vamos a dar algunas claves para saber más de ellas.

La rosa, por su elegante apariencia y sus variados colores, es una de las plantas más cultivada y apreciada por todos. Casi ninguna otra especie puede competir en popularidad con ella.

Las variedades de rosas son infinitas. Se calcula que pueden existir cerca de 30.000 distintas. Su presencia en el jardín es casi obligada; incluso, hay jardines donde es la única protagonista.

Un rosal puede encontrarse de diferentes maneras en un jardín. Lo más habitual es verlo en macizos y arriates con flores de un único color. También se puede combinar con otros arbustos, o utilizarlo para cubrir pérgolas, arcos, muros…, siempre y cuando se trate de una variedad trepadora.

Los rosales en rocallas son otra alternativa e, incluso, a falta de espacio, pueden cultivarse en maceta, sobre todo los rosales en miniatura, ya que debido a su pequeño tamaño, quedan ideales en este recipiente.

Cuidados de la rosa

Rosales.

Para que el crecimiento y la floración sean los deseados, hay que plantar el rosal en una zona donde tenga abundante sol. Se aconseja que reciba, al menos, entre cuatro y seis horas de luz solar al día. Una sombra ligera también puede beneficiarle.

También es conveniente que esté protegido de vientos fuertes, secos o salinos y, sobre todo, que el terreno tenga un buen drenaje, es decir, que no retenga agua en exceso.

Hay que tener en cuenta que los rosales consumen muchos nutrientes, por lo que se hace necesario utilizar abonos específicos que se ajusten a sus necesidades de crecimiento.

Poda

Una poda adecuada intensifica su floración. Cada variedad tiene sus recomendaciones concretas, pero, por regla general, conviene hacerlo cuando el rosal empieza a crecer, a partir de la mitad del invierno y hasta principios de primavera.

La rosa: formas de los rosales

Te vamos a exponer las diferentes formas que pueden tener los rosales para que puedas elegir la que más se adapte a tu jardín.

Trepadores y de enredadera

Enrejado rosal.

Crecen rápidamente y tienen flores de varios colores y tamaños.

  • Trepadores: tienen unas ramas muy largas que se adosan a cualquier soporte.
  • De enredadera: ofrecen tallos largos y flexibles para poderse enrollar. Tiene racimos plagados de flores de pequeño tamaño.

Arbusto

Arbusto rosa.

Incluye una amplia variedad de rosales. Tienen un tamaño grande, corolas perfumadas y tonos elegantes.

Mata

Rosa mata.

Crean arbustos muy elegantes. Son muy adecuadas para su cultivo en recipientes. Es conveniente ponerles un tutor.

Tapizantes

Rosales tapizantes.
Rosales tapizantes / foro.infojardin.com

Crecen por el suelo y tienen una paleta de colores muy amplia. Destacan las floribundas y en racimo, aunque algunas variedades también sirven como tapizantes.

Variedad de la rosa

Rosa Blanc double de Coubert.

La variedad de rosas es asombrosa. La mayoría son híbridas y con denominación registrada. La paleta cromática también es amplia, aunque se mueve, principalmente, entre los blancos, amarillos, rojos y rosas. Veamos algunas variedades:

  • Con flores amarillas están los rosales arbustivos, como Frühlingsgold, los tapizantes, como Yellow Ramtter, los híbridos de té Granpa Dickson Peace, y los trepadores como Mermaid Glorie de Dijon.
  • Con flores blancas destacan los rosales arbustivos Blanc double de Coubert, Nevada Mme. Hardy.
  • A las variedades rojas pertenece la arbustiva Royal William, que es muy apropiada para arriates.
  • Entre las tapizantes destacan Víctor Hugo y un híbrido de té apto para bordillos.
  • En tonos rosa se encuentra Queen Elizabeth, un arbustivo ideal para setos.
  • Entre las trepadoras tenemos New Dawn, Bourbon Old Rectory Zéphirine Drouhin.

Una idea original con rosas

Macizo de rosas.

Vamos a darte una idea que te encantará para crear una composición original con rosas, esperamos que la pongas en práctica y nos cuentes el resultado.

Macizo de rosas

Para realizar un macizo de rosas, hay que evitar que alcance una anchura superior a 1,5 m. Si el conjunto crece más allá de esta medida, se tendrán problemas para cortarlas con comodidad. Cuando empiecen a florecer las rosas, nos quedará una composición muy vistosa.

No cabe duda de que las rosas, ya sean del color y de la variedad que sean, son unas flores especiales que debemos tener muy presentes en la composición de nuestro jardín. ¿Te atreves a probar?