Múltiples fragancias: un oasis de aromas en tu jardín

8 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Te gustaría aprovechar algún rincón de tu jardín para obtener un oasis de aromas? Pues déjame decirte que con las hierbas aromáticas acertarás en tu objetivo.

Las múltiples fragancias de este tipo de jardines lo inundan prácticamente todo. Muchas de las hierbas aromáticas que plantaremos, además de tener una función decorativa, tienen otras propiedades que iremos viendo a lo largo del artículo.

Las hierbas son fáciles de cultivar y mantener. En función del tamaño del jardín, se puede optar por dedicar toda su superficie a plantar este tipo de plantas, o bien solo una parte de él.

Pueden catalogarse en aromáticas, medicinales y culinarias, aunque muchas de ellas pertenecen a los tres grupos. El denominador común de casi todas ellas es la fragancia que desprenden, sobre todo sus hojas.

Múltiples fragancias en el jardín: diseño y plantas

El diseño de un jardín de hierbas aromáticas puede ser formal -geométrico- o informal -más natural-, pero en cualquier caso debe armonizar con las especies que vayan a ser plantadas.

Habitualmente, se usan especies resistentes a condiciones climatológicas duras, con temperaturas severas y pocas precipitaciones. Esto nos vendrá muy bien saberlo para elegirlas acertadamente.

Organizar olores

Plantas aromáticas.

La disposición de las hierbas es muy importante. Uno de los grandes retos es saber potenciar las fragancias de cada planta sin que invada y neutralice el olor de las otras.

La mayoría de los aromas suelen ser más fuertes en las horas de calor, pero hay algunas hierbas que prefieren las primeras horas de la mañana para inundar el jardín con sus fragancias.

Múltiples fragancias en secciones

Múltiples fragancias aromáticas.

Es muy recomendable desarrollar un jardín por sectores teniendo en cuenta los diferentes tipos de aromas que existen: ácidos, agridulces, dulces fuertes y dulces suaves.

Si conocemos esto, la elección de nuestras plantas la haremos de una forma más armoniosa, sabiendo qué tipo de aromas nos interesa potenciar en cada sector.

En macetas o jardineras

Maceteros de plantas aromáticas.

Si no se desea hacer un jardín temático, o se dispone de poco espacio, las plantas aromáticas, culinarias o medicinales también se desarrollan muy bien en macetas o jardineras. Pero ten en cuenta que necesitarán más agua y nutrientes.

Disposición circular en un jardín de aromáticas

Disposición circular para plantas aromáticas.

Si se quiere crear un rincón de plantas aromáticas, una buena manera de organizarlo es plantando las distintas variedades en círculo. Para ello, veremos los siguientes pasos:

  1. Se dibuja un círculo en el suelo del jardín clavando un palo en el centro y trazando una circunferencia con una tiza y una cuerda.
  2. Cavamos dentro de ese círculo resultante hasta unos 20 cm, aproximadamente, se allana y se acondiciona el terreno.
  3. Se pone un tubo de drenaje y después se coloca una fila de ladrillos o piedras dentro del círculo a la misma altura.
  4. Una vez se han unido con cemento y se han secado, ya se pueden crear secciones separadas por piedras dentro de la misma circunferencia.
  5. Finalmente, se plantan las hierbas aromáticas y se riega.

Múltiples fragancias: aromáticas, culinarias y medicinales

Seguro que a estas alturas querrás saber qué tipo de hierbas pertenecen a cada categoría, así que no te vamos a hacer esperar. Toma nota para que puedas elegir la que más te convenga y te guste.

Aromáticas

Planta lavanda.

  • Caléndula: flor naranja-amarilla.
  • Lavanda: espiga de flor púrpura y hoja gris.
  • Tanaceto: flor pequeña amarilla y de tallo alto.
  • Bergamota: flor roja, blanca, rosa o púrpura.
  • Ruda: flor de color amarillo limón.
  • Artemisia: hoja verde grisácea y flor amarilla en racimos.
  • Camomila: flor blanca en forma de margarita.

Culinarias

Planta menta.

  • Albahaca: de color verde, es muy sensible a las heladas.
  • Menta: requiere bastante humedad y sombra o semisombra.
  • Laurel: crece muy bien en semisombra.
  • Perejil: se debe evitar el sol directo.
  • Orégano: necesita sol y soporta las heladas.
  • Hierbabuena: está mejor en semisombra que a pleno sol.
  • Romero: necesita un sitio con sol, riego escaso y buen drenaje.

Medicinales

Planta tomillo.

  • Melisa: en infusión tiene virtudes sedantes.
  • Salvia: facilita las digestiones pesadas si se toma en infusión.
  • Mejorana: en infusión favorece el sueño y facilita una correcta digestión.
  • Tomillo: en vapores alivia los síntomas de los resfriados, y en infusión soluciona trastornos digestivos.
  • Anís estrellado: en infusión facilita la digestión y elimina los gases intestinales.

¿Te apetecería plantar alguna de ellas? Nos encantará saber cuáles has elegido para el jardín, o quizás para alguna de tus macetas o jardineras.