9 clases de sofás ideales para tu salón

Yamila Papa · 2 agosto, 2018
¿Cuáles son las diferentes clases de sofás disponibles para usar en nuestro salón? ¡Muchas! Si conoces las propiedades de cada opción, te será más fácil elegir la adecuada.

Son una pieza más que importante en nuestros salones y en nuestra vida cotidiana. Nos acompañan en una noche de películas o en una tarde de siesta. Y ya que existen muchas clases de sofás, ¡tenemos que elegir el correcto con mucho cuidado! En este artículo te informamos sobre la mayoría de las opciones disponibles.

Un salón no es un salón con todas las letras si no tiene como elemento principal un sofá. No importa el tamaño de la estancia, el estilo decorativo o cuánto tiempo pasamos en casa. La elección de esta pieza clave no puede tomarse a la ligera. Por ello, echa un vistazo a las mejores clases de sofás para la sala.

1. Sofá estilo chéster

Comenzamos con un clásico: el chéster es un sofá con mucha personalidad e ideal para ambientes decorados al mejor estilo ingles en el siglo XIX. Se asocian a las clases sociales altas y en sus inicios se fabricaban de forma artesanal, aunque hoy en día ya son manufacturados en serie.

Este sofá tiene un respaldo bajo (alrededor de 75 centímetros) y cuenta con tapizado de capitoné y reposabrazos en voluta. La primera impresión que nos da un chéster cuando lo vemos es: ¡qué cómodo y mullido!

2. Sofá en L

Es una de las clases de sofás más usadas para salones grandes y casas de muchos integrantes. Se suele colocar en los rincones para aprovechar al máximo los espacios y se recomienda para ambientes cuadrados con decoración moderna.

Cuenta con varias plazas, según nuestras necesidades, y como su nombre indica, tiene forma de ‘L’ siendo una parte más larga que la otra. Una medida bastante estándar en este sofá es dos metros por tres metros.

3. Sofá rinconero o esquinero

Es similar al anterior, pero en lugar de tener un lado más largo que el otro, ambos son iguales. Se recomienda en salones de pequeño tamaño que no tengan ventanas grandes cerca de las esquinas. Uno de los más elegidos en los apartamentos actuales de la ciudad.

4. Sofá de dos plazas

Otra de las clases de sofás para ambientes pequeños u hogares donde solo vive una persona o pareja. Luego se puede complementar con una butaca, un puf o una mecedora en los laterales. El sofá de dos plazas mide como máximo un metro y medio de ancho (similar a una cama) y para que no ocupe demasiado espacio se aconseja colocarlo contra una pared.

5. Chaise longue

Es un sofá muy bonito que necesita de cierto espacio. Su base tiene forma de “L” pero, en este caso, el lado más largo nos permite estirar por completo las piernas… e incluso dormir en él. Ofrece un estilo más que moderno y es perfecto si solemos recibir visitas que se quedan por la noche en casa.

6. Sofá modular

Es un tipo de sofá para los que les gusta cambiar de lugar los muebles todo el tiempo. Lo bueno de esta opción es que nos da la libertad de combinarlo de la forma que más nos guste, debido a que está formado por diferentes partes. Pueden tener respaldo o no, apoyabrazos y comprarse según los módulos que queramos.

7. Sofá en “U”

¿Tienes un salón enorme y una familia muy numerosa? Entonces esta es la mejor opción entre las clases de sofás que existen en el mercado. Incluso, los sofá en “U” se suelen acompañar de butacas y sillas auxiliares para formar un perfecto cuadrado. En el centro no puede faltar una mesa baja donde apoyar las tazas de café y los pasteles.

En el caso de que quieras también conseguir el ‘efecto tertulia’ que ofrece esta idea, puedes comprar dos sofá de dos o tres cuerpos y colocarlos enfrentados. En los laterales puede haber tanto una estufa a gas como unos pufs o butacas adicionales.

8. Sofá individual

Todo lo contrario a lo anterior, estos sofá son buenos para complementar uno más grande o bien para ambientes demasiado pequeños. Si no eres de esas personas que se recuesta por horas a mirar televisión o a leer, puedes elegir esta opción.

9. Sofá con almacenaje

Su base está formada por un cajón grande que nos permite guardar todo tipo de cosas: libros, mantas, ropa, documentos importantes o hasta nuestros ahorros. Dichos compartimentos se suelen encontrar debajo del sofá y estar tapados por la misma tela y el relleno que recubren el resto.

Por supuesto, hay muchas más clases de sofás, como por ejemplo el ergonómico (para los que sufren dolores de espalda) y los que se hacen cama. ¿A ti cual te gusta más?