Operación deco detox: di adiós a todo lo que no necesitas

Mónica Heras Berigüete · 20 diciembre, 2018
¿Quieres apuntarte a nuestro reto? Se llama deco detox y se trata de desintoxicar tu casa de objetos inservibles que le restan espacio y energía.

Estamos a punto de comenzar un nuevo año y los nuevos deseos se amontonan en nuestra cabeza. Seguro que uno de ellos tiene que ver con comenzar nuevas rutinas saludables, desintoxicar tu cuerpo de los excesos navideños, y cuidarte más. Pues te tenemos una noticia: tu casa necesita lo mismo, una deco detox. Comienza el año diciéndole adiós a todo lo que no necesitas en la decoración de tu casa. ¿Te animas?

Deco detox: por una casa más ligera

Como te decíamos, tu casa también se siente un poquito recargada y más después de las fiestas. ¿Por qué has colocado el jarrón que te tocó en el amigo invisible y que no te gusta?, ¿de verdad vas a seguir con los platos estropeados para siempre?, ¿hasta cuándo crees que es recomendable conservar las cintas VHS en las cajas que tienes en el trastero?

Por absurdo que parezca, acumulamos cosas a lo largo de nuestra vida que no nos gustan, no necesitamos y no queremos. Esto solo nos resta espacio y nos quita energía, y si no lo crees, pregúntaselo a Marie Kondo.

¡Pues hasta aquí hemos llegado! Vamos a comenzar el año con unos kilitos de menos gracias a la deco detox.

13 cosas a las que les puedes decir adiós

1. Aparatos obsoletos

Comencemos la deco detox por desprendemos de lo viejo. Los móviles del pasado, tu reproductor de VHS, los 200 cargadores que no sabes a qué o quién pertenecen. Eso sí, llévalos a un punto limpio y darles una despedida honrosa.

2. Recuerdos del pasado

No te estamos diciendo que los tires todos, pero tampoco que conserves cada papelito que te mandabas con tu mejor amiga del instituto. Conserva los realmente significativos y despídete del resto. Además, acepta que jamás abres esa caja llena de melancolía.

3. Manuales de instrucciones

Abre ese cajón desastre y comienza a tirar a la papelera la colección de manuales de instrucciones de electrodomésticos que ya no tienes. ¿Para qué los guardas?

4. Dale un repaso a los tuppers y bolsas de plástico

No necesitas tener tantos y mucho menos si más de la mitad están rotos y la tapa ha desaparecido en un agujero negro. No guardes todas esas bolsas de plástico. De hecho, deberías evitarlas y aquí te decimos cómo dejar de consumir plástico.

5. Ropa y zapatos

En cuanto a la ropa y zapatos tenemos mucho de qué hablar. Dona lo que no uses y esté en buen estado, tira lo que no vale ni para trapos y regálale a tu amiga esa falda que tanto le gusta y que tú jamás te pones.

6. Revistas y juegos de mesa

No necesitas la colección de revistas desde el número 1. Si hay números especiales o páginas que llaman tu atención consérvalas, el resto al reciclaje. Si tienes juegos de mesa incompletos o puzles que han perdido piezas, también van fuera. No los usas y nuestra deco detox te lo recompensará con una casa más sana y con más espacio.

7. Cosméticos

Dale un repaso a tus cosméticos. Deshazte de los pequeños sobrecitos de muestras que no sabes desde cuándo tienes, de la máscara de pestañas que se secó la Nochevieja del 2014 y la barra de labios que se terminó. Te ocupan espacio vital y quién sabe qué le pasaría a tu piel si llegas a utilizar alguno de ellos.

8. Regalos

Regalos de tu abuela. De tu abuela, tía, amiga o cualquiera que te haya obsequiado algo que no te gusta. En el Feng Shui nos hablan de la importancia de rodearnos de objetos que nos gusten. Esto fomenta nuestro bienestar y las buenas energías. ¿Aún estás pensando en conservar ese jarrón?

9. Vajilla, frascos de vidrios y sartenes

Revisa tu vajilla y tira los platos rotos. Es otro de los mandamientos del Feng Shui: no tengas cosas rotas en casa si quieres paz y prosperidad. Ve a la cocina y a menos que vayas a poner un puesto de mermeladas caseras, lleva al contenedor de vidrio todos esos frascos que almacenas sin sentido. Ya que andas por ahí, acaba con las sartenes roñosas de una vez por todas.

Dicen por ahí que para que algo nuevo llegue, algo viejo tiene que salir. ¿No te apetece llenar tu casa de energía renovada? Pues no lo dudes y apúntate a nuestro reto deco detox.