7 tipos de librerías para cada hogar

Maite Córdova 5 septiembre, 2018
Ante todo, hay que aclarar que las librerías son un reflejo del tipo de lector. Por ende, pueden variar mucho.

Además de ser tiendas donde se venden libros, las librerías son muebles con estantes donde se colocan libros. También se les denomina ‘bibliotecas’. Pero más allá de la denominación, lo que queda claro es que cada quien tiene su interpretación del conjunto de libros que posee y la forma en que los distribuye en su hogar.

En otras palabras, los términos ‘librería’ y ‘biblioteca’ pueden tomarse, en su acepción como pieza de mobiliario, como sinónimos, o bien como objetos similares que pueden tener algunas diferencias muy sutiles.

Los lectores y, en general, los amantes de los libros coinciden en que, cuando adquieren un conjunto de libros, lo más adecuado es asignarles un sitio fijo en la casa. La finalidad de esto viene a ser el mantenimiento del orden y, por supuesto, la clara visualización de cada título.

Las librerías ordenan ¿y también decoran?

Sí, las librerías también pueden completar la decoración de una habitación. Según sus características (tamaño, volumen, diseño, material, color, etcétera), se pueden aprovechar de una forma u otra. Por ejemplo, si la librería está hecha de madera y tiene ornamentos con motivos naturales, se le pueden incluir accesorios que ayuden a resaltar, aún más, este detalle.

Cabe destacar que, a la hora de decorar, la imaginación no debe tener límites. Por ello, muchas personas que tienen librerías sencillas aprovechan el colorido de las cubiertas de sus libros para decorar. La agrupación por color resulta muy llamativa y abre el abanico de posibilidades, más allá de las clasificaciones tradicionales por autor o por temática.

Cuando la decoración de una habitación (incluyendo la librería) resulta satisfactoria, la sola visión puede hacer que una persona se sienta más animada a disfrutar la lectura. Los detalles como el orden, la referencia de color, el número de libros por estante o los accesorios serán importantes para conseguir dicho disfrute.

Mientras que unos se guían por referencias visuales como el color o el tamaño de los libros, otros distribuyen sus posesiones según su uso o temática. Algunas veces las librerías se utilizan también para exhibir colecciones en concreto.

5 librerías para hogares pequeños

librerías para casas pequeñas

Cuando el espacio disponible para colocar una librería es pequeño o no se desea recargar el ambiente, hay ciertas opciones que pueden resultar tanto prácticas como atractivas. A continuación, te comentamos algunas de las más versátiles:

  • Librerías verticales: vienen a ser un mueble de pie, alargado, estrecho, con 3 o 4 estantes. Algunas pueden tener ruedas, con lo cual se facilita considerablemente su traslado.
  • Carritos con ruedas: las dimensiones son muy variables y, sin duda, su atractivo reside en la facilidad que tienen de incorporarse a cualquier espacio. Suelen ser bajos, por lo que permiten acceder a los libros con facilidad.
  • Librerías modulares: se trata de muebles hechos a medida, que se colocan en un espacio determinado, de manera fija, ocupan poco espacio en la habitación y, por tanto, no recargan. Por ejemplo, estas librerías pueden colocarse detrás de la cama en un dormitorio.
  • Librerías flotantes: están compuestas por varios estantes individuales, por lo general pequeños, que se colocan en la pared a fin de evitar tener que incluir otra pieza de mobiliario.
  • Librerías de materiales reciclados: hoy en día se pueden aprovechar las dimensiones de algunos objetos para crear estanterías pequeñas para libros; algunos de ellos son cajas de fruta, palés, escaleras, entre otros.

2 librerías para hogares espaciosos

librerías para casas grandes

Evidentemente, cuando el espacio disponible es amplio, las librerías pueden tener casi cualquier tipo de diseño y dimensiones mucho más destacadas. Las opciones antes mencionadas en mayor tamaño son algunas opciones disponibles, pero también:

  • Librerías de habitación completa: todas las paredes de la habitación parecen estar compuestas de libros y más libros. Un paraíso para los amantes de la lectura que sueñan con un vasto tesoro.
  • Librerías que forman figuras: los estantes se disponen de tal forma en la pared que en conjunto forman una figura: un círculo, una caracola, un barco, un árbol. Son muy llamativas y consiguen decorar estupendamente habitaciones, salones y recibidores.

En suma, las librerías pueden adaptarse al espacio disponible, según el tipo de lector. En caso de que se disponga de un espacio pequeño pero un gusto voraz por los libros, lo más recomendable es ingeniar varios espacios dentro del hogar para los libros y no limitarse a una única pared.

Te puede gustar